Historia de la Falcata

Aficionados somos a los juegos de mesa y de miniaturas. Y a la historia. Muchos de estos juegos se basan precisamente en hechos o períodos históricos reseñables. Culturas clásicas, conflictos bélicos.
Y es que aunque en nuestro país se haya confundido el término Freak con el término Friky al aceptarlo en el uso común, se nos puede llamar frikis sin ofendernos. Porque para nosotros implica cultura. Y en base a esa cultura nace Falcata, la revista.
Es un espacio dedicado a nuestras diferentes aficiones que, si hemos de resumir, parten de nuestro interés por la cultura, por el desarrollo de actividad y estrategias, de forma colectiva, creando una comunidad.

Pero a esto había que ponerle un nombre. Y ya que de historia y wargames iba también la cosa, estaréis de acuerdo en que Falcata le encaja, la define y le marca de forma diferenciadora.
La falcata es un tipo de arma blanca, una espada de acero originaria de Iberia. De hecho se la ha descrito como el terror de las legiones romanas. La Falcata Ibérica era un arma de hierro o acero de aspecto curvado con una longitud variable entre los 55 cm y los 60 cm de largo, con una empuñadura decorada con motivos de aves o caballos como los símbolos más frecuentes. Las falcatas de doble filo son menos comunes, pero aun así se han encontrado restos de su existencia en varios yacimientos arqueológicos. Fue usada por los íberos durante aproximadamente cinco siglos, hasta que vio un claro descenso de su utilización a partir del siglo I a.C.
La resistencia de las falcatas, según las fuentes de la época, se debía a la calidad del metal con las que las elaboraban. Y ello provocó una evolución en las armaduras romanas, que ahora debían proteger a sus legiones de tan poderosos filos. Capaces de descabezar a un hombre o abrirles las tripas de un tajo.

Curioso es que los íberos nunca llegaron a denominarlas falcata, sino que el nombre data del s.XIX. Nosotros lo adoptaremos ahora, para denominar a una revista en la que esperamos se aprecien similitudes.
La más importante, su calidad. Hemos apostado por ella, porque creemos en las cosas bien hechas. Por lo que la revista ha acabado tomando forma definitiva como una publicación de 120 páginas a color en una encuadernación de calidad. Queremos que puedas consultar los artículos, tutoriales, campañas y demás herramientas que contiene todas las veces que sea necesario, sin que se sufra un deterioro crítico.
Tampoco vamos a engañarnos, se barajaron más nombres. Buscamos uno español y corto. Que fuera fácil de recordar y que sirviera como seña de identidad. Entre los miembros del club se elaboró una lista con diferentes opciones,de todos ellos este es el que mejor cumplía con todos los requisitos. Y sobretodo, nos resulta molón.
Ten en cuenta que la revista Falcata es un proyecto que nace de la ilusión por disponer de una publicación especializada que abarque ampliamente nuestros hobbies: La historia, los juegos de mesa, los juegos de miniaturas, el modelismo y la escenografía. La pintura de miniaturas. ¡Los dados! ¿A quién no le gustan los dados? Y nunca se tienen suficientes…
Un proyecto que se ha ido profesionalizando a medida que crecía con y gracias a vosotros. Y cuyo fruto esperamos esté siempre a la altura de sus lectores.

Por eso os invitamos a compartir este viaje con nosotros a través de nuestras aficiones comunes. A través de Falcata.

Fuente histórica: https://revistadehistoria.es/la-falcata-iberica-terror-de-las-legiones-romanas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *